De como mi hijo curó mi niñofobia

Esta es una de esas entradas que probablemente no lea mucha gente. Pero me apetecía mucho hacerla.

Hace unos años, no tantos, yo no quería ser madre. Las razones que esgrimía por aquel entonces, para mi yo de hoy no tienen mucho sentido. Pero entonces sí lo tenían, tenían una fuerza brutal. Continúa leyendo De como mi hijo curó mi niñofobia

Cuando el sueño te quita el sueño (nuestro destete nocturno)


Llamándose este blog PoetisaInsomne, está claro que dormir no es mi fuerte.

Escribo esta entrada a sabiendas de que habrá gente que no esté de acuerdo. Pido respeto, el mismo respeto que yo intenté seguir para buscar soluciones para el destete y el no dormir.

Y la escribo porque a mí me hubiera gustado leerla, y porque mi experiencia ha servido un poquito a otras personas que me han pedido auxilio o al menos un poquito de apoyo. En este breve camino de maternidad me he encontrado ya varias personas que sin yo ser nadie, sólo otra mamá, me preguntaban sobre el tema, porque al igual que me pasó a mí, no podían más, querían dejar de dar el pecho, sobre todo por las noches. En mi caso me informe mucho sobre como dejar la lactancia nocturna, y la verdad que apenas encontré información, salvo alguna honrosa excepción y es este post del maravilloso blog de tigriteando. Continúa leyendo Cuando el sueño te quita el sueño (nuestro destete nocturno)

Feliz cumpledosaños

A ti bebé ya casi niño (me cuesta dejar de verte como bebé), que aún no entiendes muchas cosas pero lo SIENTES todo con mayúsculas. Y quiero acompañarte en todo lo que sigas sintiendo y descubriendo.

A ti que hace un año te tambaleabas en tus primeros pasos y ahora trepas por las paredes y correteas sin parar.

Continúa leyendo Feliz cumpledosaños

Bullying

Ahora que la vuelta al colegio ya está aquí, os comparto un poema de un tema del que estoy muy sensibilizada, el acoso escolar. No he encontrado la fecha, pero creo que lo escribí sobre los dieciséis años.

Y estoy muy sensibilizada porque lo sufrí.

Y  aunque ahora doy gracias porque el conjunto de toda tu vida es lo que te hace ser quien eres en la actualidad, incluso lo malo, nadie, ¡nadie! y menos un niño debería pasar nunca por algo así. Y en este tema soy quizás extremista.

No se debería minimizar, normalizar, ni silenciar.

Continúa leyendo Bullying

Relato de un mar de dudas en cómo educarle (y mi estado actual de impaciencia con los adultos)

Tantos giros ha dado mi forma de pensar, que a veces no sé ni en que punto me encuentro.

Tengo claro por lo que he leído en libros y artículos de pediatras, psicólogos, mamás y demás “expertos” y por la experiencia que estoy teniendo que no quiero educar al señor J. a base de castigos. Tampoco de autoritarismo, y según me sigo informando, veo que las recompensas al menos en el modo en el que se usan en el conductismo clásico (Por ejemplo, el ¡muy bien! constante) no son muy positivas.

Tengo claro que hay que seguir al niño, tener quintales de paciencia, y la tengo, tengo más paciencia con el señor J que con nadie en mi vida, y no es forzado, me sale natural. El problema es que creo que esa paciencia ha sido ganada a base de quitarme paciencia con los adultos.

Tengo claro que educar así no significa no poner límites o ponerte seria y firme muchas veces. Que eso es lo que se piensan muchos, por mucho que lo explique. Que explicar como educar así y que la gente lo entienda y me apoye es más difícil que explicarme a mi la teoría de cuerdas.

Continúa leyendo Relato de un mar de dudas en cómo educarle (y mi estado actual de impaciencia con los adultos)

Mi hijo debe ser mu tonto

No, no durmió toda la noche seguida con 3 meses, y con casi 20 muchas veces no lo hace.

No caminó  con 8 meses, aunque creo que es de todo menos torpe.

Con 12 meses, no hablaba tres idiomas (uno de ellos el chino o el ruso que son lenguas de gran proyección futura). Con 12 meses no decía na de na.

Continúa leyendo Mi hijo debe ser mu tonto

Baby blues

Baby, baby blues, sin control sin dirección. La luz se fue ¿a dónde voy?

Bien, ahora que he mancillado esta canción sin miramientos (perdóname Búnbury), y la he transformado en cita un pelín traida por los pelos, empiezo.

De esto, que ahora me parece tan lejano, era de las primeras cosas de las que quería hablar.

Del Baby Blues, de como lo sufrí, de como no me lo esperaba a pesar de lo esperable. Continúa leyendo Baby blues

Manifiéstate

Comienzo esta nueva categoría, y necesitaba presentarla de una manera mucho más trabajada que el resto. Quizás porque por mi situación actual lo considero de gran importancia, ya que es sentir el comienzo real del blog. En breve os presentaré nuestras peripecias y (des-)venturas con el señor J, mi querido vástago de ahora 18 meses (los padres aunque nuestro hijo vaya a la universidad, seguimos diciendo su edad por meses, lo sé, incomprensible).
Por lo que observo en blogs de crianza los mejores nombres para los hijos ya estaban cogidos, señor J es un mote que usamos a menudo, y era mejor eso a *”pequeño dictador”, políticamente incorrecto y por el que muchos llenarían el blog de improperios. Continúa leyendo Manifiéstate