Las utopías que emergen

La vela 

Sólo una vez apagué la mecha, 

en la brecha que inició 

colmaron en mi seno dolor y pena. 

Punzando aquí en el pecho 

como un sable, 

el lecho herido sangró abundante. 

Supe, que la incertidumbre 

de la tintineante luz 

era esperanza en la noche, 

en la urbe oscura  

a la que confluyen las horas. 

Juré nunca más apagar las dudas 

que nos llevan lejos, 

de silencios absolutos, 

de caminos certeros de vacío.  Continúa leyendo Las utopías que emergen

Dos poemas breves

Estos dos poemas breves de seis versos formaron parte de la antología poética “Tú”, un concurso de poesía que se realizó en 2014. Y que sigamos igual… o peor.

Recordatorio al linaje de las sombras

Hoy me estoy esforzando
para no mandar a la mi…sericordia
de la melodía de una sirena,
tanto fardo de arpillera
de porte gallardo en la penumbra.

No son pardos solo los gatos en nuestra explotada tierra. Continúa leyendo Dos poemas breves

Bullying

Ahora que la vuelta al colegio ya está aquí, os comparto un poema de un tema del que estoy muy sensibilizada, el acoso escolar. No he encontrado la fecha, pero creo que lo escribí sobre los dieciséis años.

Y estoy muy sensibilizada porque lo sufrí.

Y  aunque ahora doy gracias porque el conjunto de toda tu vida es lo que te hace ser quien eres en la actualidad, incluso lo malo, nadie, ¡nadie! y menos un niño debería pasar nunca por algo así. Y en este tema soy quizás extremista.

No se debería minimizar, normalizar, ni silenciar.

Continúa leyendo Bullying

Tú eres el protagonista

¡Cómo mola bucear por papeles y cuadernos garabateados de antaño!, y reencontrarte con poemas que uno no recordaba. Como este de 1999, con quince años.

Vaga cada mañana por el mismo camino,
se dirige al mismo lugar, ya determinado,
a paso rápido aleja las dudas a un lado,
cree saberlo todo, mas ¿qué le traera el destino?

Continúa leyendo Tú eres el protagonista

Susurra el sonido de un sueño

Escribo historias casi desde que aprendí a escribir. Grandes best sellers no editados como “la niña que se rompió una pierna” con 7 años, jeje. Con la poesía empecé más tarde, como con 14 años, en un momento bastante durillo de mi vida. Y siempre ha sido mi compañera, con más o menos calidad, pero siempre como una fantástica forma de desahogo, expresión y creatividad.

En esta categoria pretendo mostrar textos que tienen bastante tiempo, y que fueron importantes por diferentes motivos. Y ¿Quién sabe?, puede que algún dia os deleite con “la niña que se rompió una pierna”.

Comenzamos con un poema escrito con 17 años, nuevas experiencias, muchas ganas de vivir, y de bailar… Continúa leyendo Susurra el sonido de un sueño