4 Ideas de “tinker trays” y “loose parts” (inpiradas en la pedagogía Reggio Emilia)

Si no sabéis que son esos conceptos, pensaréis que de nuevo he metido dos palabros innecesarios en inglés para que suene mejor. Así que ok, vamos a  traducirlos como bandejas de creatividad y partes sueltas.

Voy a explicaros brevemente en que consiste esta idea de posibilidades infinitas inspirada en la pedagogía Reggio Emilia. También están asociadas a las actividades STEM como se explica en este blog, no estoy muy familiarizada con este término, así que no me voy a extender en él.

Básicamente se trata de meter en una bandeja o caja con compartimentos (más cómodo para guardar), elementos no estructurados también llamados partes sueltas.  Las “loose parts” pueden ser cualquier cosa, materiales naturales como palos, piedras, hojas… o elementos reciclados que tengamos en casa, así que es una buena idea para utilizar esas piezas que tenemos y no sabemos que hacer con ellas. Es una actividad libre con final abierto. Les ofreces los materiales y los niños pueden trabajar con ellos como quieran bajo supervisión.  Si quieres inspirar una actividad más concreta, podemos ponerles una fotografía como un modelo de inpiración, ponerles un marco a modo de lienzo, usar un espejo, la  mesa de luz… usar unos colores concretos o una temática concreta (por ejemplo, una estación del año). Tenéis más información sobre la teoría de las partes sueltas aquí).

No hay una forma correcta de usarlos: contruir, juego simbólico, hacer un collage, hacer un mandala o simplemente manipularlos, según la etapa del niño se irá modificando el juego. Y pueden jugar varios a la vez de distintas edades. Una forma estupenda de fomentar la creatividad en comunidad.

Me fascinan determinados conceptos de esta pedagogía. Entre ellos que me está haciendo mirar al mundo con otros ojos, sí, a mí como adulta. Veo belleza en los palos, las piedras, las flores secas, pero también veo belleza e infinitas posibilidades en rollos de papel, botellas de plástico, cuentas de madera, plástico y cristal, botones… el potencial es infinito.

Os dejo cuatro ideas que hemos hecho para inspiraros, muy sencillitas como veréis.

Caja con compartimentos para hacer un collage.

Como véis hay un poquito de todo lo que fui cogiendo por la casa: papeles, flores y hojas, washi tape, pegatinas, plumas, un trozo de lana, pompones y unos ojos para hacer manualidades de un bazar, jeje. Le tuve que ayudar un poquito a echar el pegamento, pero lo hemos hecho un par de veces y le ha gustado bastante. Podéis hacer otras cosas, no necesariamente un collage con pegamento.

Tenéis otra idea inspiradora para hacer una caja de collage en el siguiente enlace:

http://www.pequefelicidad.com/2016/10/nuestra-caja-de-collage.html

Bandeja de creatividad inspirada en la primavera.

Como veis en la foto de abajo y en la primera foto de la entrada, los elementos que puse en la bandeja eran: flores silvestres que recogimos en el campo, cristales de colores, plumas, piedras y unos posavasos verdes que teníamos en casa.

Pusimos un camino de mesa verde que teníamos en casa que era nuestro campo/lienzo, la bandeja en el centro y ¡a crear!.

Primero colocó los posavasos y algunas flores encima, aunque la mayoría prefirió dejarlas en el agua, “laguitos”, decía.

Con las piedras y cristales decidió hacer formas y caminos,

Cestos a diferentes alturas para guardas las partes sueltas.

Tenemos unos cestos en un rincón de la terraza que tenemos cerrada, allí es donde suelo ponerle las partes sueltas. Según la temporada le hace más o menos caso, últimamente suele integrarlo en el juego simbólico. Las piedras son parte de una mina que cargan los coches y trenes. Con los cristales azules hacemos un mar y le metemos animales… los elementos que integran las bandejas han cambiado a veces. Por ejemplo hemos tenido pinzas de la ropa o cápsulas tipo Nespresso.

Ahora mismo tenemos pompones,

una zona con piedras, palos y rodajas de madera,

y dos niveles con cristales de colores, en uno tiene montado una especie de mar con conchas.

Caja de plástico con materiales tranlúcidos y transparentes para la mesa de luz.

Por último, os muestro la caja de plastico transparente donde tenemos parte del material para la mesa de luz. Si un día andáis escasos de ideas, ponerles una bandeja con materiales variados de la mesa de luz y que ellos jueguen libremente a su antojo. Tenemos: frutas transparentes para meter en el congelador, vasos de chupitos, piedras de colores de plástico, patos de plástico que sobraron de una alfombra de baño, varillas de cocktail , cubos de hielo, rollos de papel higiénico envueltos con papel celofán y rellenos con cuentas, cascabales, purpurina…

Como os he dicho, también es habitual utilizarlas con espejos, os dejo una entrada anterior de un espejo de esquina DIY que hicimos.

Os muestro unos enlaces más en los que explican muy bien en qué consisten las “Tinker Trays” y “Loose parts” y os puede dar más ideas.

http://crianzaconapegoyliteratura.blogspot.com.es/2016/11/tinker-tray-y-loose-parts-metodo-reggio.html

http://www.happymama.es/que-son-las-loose-parts-aprendiendo-sobre-reggio-emilia/

http://www.inspiradosenreggioemilia.com/espejo-en-esquina-y-tinker-trays/

https://www.montessorientucasa.com/single-post/2017/03/07/La-mesa-de-luz-como-recurso-creativo

 

Me gusta

Un comentario en “4 Ideas de “tinker trays” y “loose parts” (inpiradas en la pedagogía Reggio Emilia)”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *