Bibliobus mes de abril

Comenzamos una nueva categoría de los libros que vamos cogiendo prestados del bibliobus y la biblioteca municipal. Tengo ambos recursos cerquita, y os quiero mostrar los libros que vamos cogiendo para daros ideas y para incentivar el uso de las bibliotecas desde que son chiquitines, ya que al menos en Madrid funcionan de maravilla y son una gozada.

Me sorprende sobre todo en el bibliobus, lo nuevos que están los libros que cojo, síntoma de que no deben ser prestados muy a menudo.

No es mi intención hacer extensas reseñas, solo os daré una pincelada de los libros, si nos han gustado, y os enlazaré a vídeos o a páginas oficiales para que les podáis echar un vistazo.

¡Comenzamos!

Contamos con Stitch de Disney como modelo de excepción para mostrar los cuentos de este mes, jeje.

Los calzoncillos del oso blanco. Estamos en plena operación pañal, bueno, llevamos meses en preparación e intentonas, porque la verdad que creo que el señor J no está preparado. Pero en verano, como a muchos, nos tocará forzar la máquina. Así que los libros siempre son una ayudita extra. Este libro es muy divertido. Nos cuenta la historia de un oso que ha perdido sus calzoncillos y con la ayuda del señor ratón intentamos ayudarle a encontrarlo. Se van mostrando distintos calzoncillos con el dibujo troquelado, a cual más gracioso, para que al pasar la página descubramos a que animal pertenece.  La verdad que ha sido un libro que ha ido de menos a más. Al principio no le hizo mucho caso, y ahora le gusta bastante. Las hojas son finas, tenerlo en cuenta. Aunque su libro favorito del tema, sin duda, es el que os muestro después.

¿Puedo mirar tu pañal?. Uno de los libros más conocidos para tratar el tema pañal, y el favorito del señor J. Un ratón muy curioso va preguntando a distintos animales si puede ver el contenido de sus pañales. Pañales que son solapas y se puede mirar el escatológico contenido. Al final, todos miran el pañal del ratón y descubren que… ¡está limpio! ¿Por qué? La respuesta en su orinal ;). Divertidísimo, interactivo, escatológico como ya he dicho. Lo hemos leído decenas de veces porque se parte de risa. No dudéis en haceros con él si tenéis la oportunidad, porque no suele fallar.

Ñam Ñam. Este libro, que pertenece a la colección cereza de Combel, esta pensada para ser cantada (o al menos recitada si no sois de cantar) y es ideal para los bebés y los más chiquitines, a los que los textos rimados les ayudan enseguida a terminar las frases y a entrar en el juego. Al final del libro se puede descargar la canción. Este cuento en concreto, trata de la comida y medios de transporte, un tándem infalible. Al señor J le siguen gustando estos cuentos, aunque están un poco en el límite de que sean demasiado simples para él, así que yo os lo recomendaría tanto para bebés como niños de uno o dos años recién cumplidos. Tanto esta colección, como la de Mus Mus de la misma editorial, me parecen muy recomendables.

El cerezo. En la línea del libro anterior. Un cuento muy sencillito y poético, sobre árboles que florecen y animales, perfecto para la primavera. También pensado para ser cantado. Este cuento le engancha menos que el anterior al señor J.

Mamá. Este cuento de Kalandraka, lo dejo para el final porque puede ser un regalo genial para las mamis, ahora que se acerca su día. Voy a ser sincera, es un libro con unas ilustraciones maravillosas, con un cuidado exquisito del tema de la maternidad y la naturaleza. El texto, es un poema que a mí se me hace un pelín escaso para los adultos, y difícil para los niños. Creo que está pensado para emocionar a las mamis, y lo consigue, pero no me parece un libro para niños. Y como al texto, desde mi humilde opinión, le falta algo de sustancia, se me queda un poco en tierra de nadie. Aún así, al señor J le gusta mucho mirar las ilustraciones.

Estos son los libros que hemos cogido el mes anterior, espero que os haya gustado la entrada.

Me gusta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *