Juegos y actividades de exterior 1 (Construcciones de hielo)

Con un mes aproximadamente de vacaciones escolares y con muuucho calor por delante, os voy a contar varias ideas de juegos y actividades que estamos haciendo este verano en el exterior (estamos ahora en una casa con un jardín enorme que nos da mucho juego, no es nuestra vivienda habitual).

Voy a intentar que todas sean muy sencillitas de preparar.

La mayoría se pueden hacer en interior también, pero el caos puede ser considerable, esa es una de las razones de hacerlas fuera.

Y comenzamos con una que nos ha gustado muchísimo y que seguro repetiremos.

Construcciones de hielo con bloques grandes tamaño ladrillo.

El rango de edades es muy amplio, como a mí me gusta. Un bebé, con cuidado, puede disfrutar de la experiencia sensorial del hielo y un niño de diez años puede hacer unas construcciones e historias maravillosas.

Necesitáis:

  • Agua.
  • Tetrabriks vacíos o recipientes rectangulares o cúbicos grandecitos que se puedan congelar (tuppers rectangulares, recipientes de un litro de helado…), nosotros hicimos ocho, cuantos más mejor, claro.
  • Congelador (cuanto más espacio mejor, jeje).

Rellenáis de agua los tetrabriks dejando un poco de espacio para que no estalle el recipiente, los metéis en el congelador y ya está.

Fácil, ¿Verdad? solo necesitáis un poco de paciencia.

Se desmoldan con ayuda de unas tijeras y un poco de agua caliente y listo, a jugar.

Podéis presentarlo dentro de algún recipiente, o no, según queráis.

Os dejo con las imágenes, la verdad es que estuvimos casi dos horas con esto entre construir, destruir, juego simbólico, también se puede experimentar como se deshace con agua caliente o sal…

Primeras construcciones, “el hielo es un poco pegajoso mamá” XD.
¿De cuánta altura podremos hacer una torre sin que se caiga?

Un papá entre el hielo emocionado con el experimento.

 

Intentando emular Stonehenge. Nota: cuidadito con el hielo, si se nos cae sobre un pie o una mano, duele bastante. Así que la destrucción donde no haya nadie.
No podía faltar Blaze, así que construimos una carretera de hielo.

Según se deshacía el hielo, encontrábamos seres ocultos por la glaciación.

También podéis añadir unas gotas de colorante alimentario al agua para que los ladrillos sean de colores, nosotros preferimos hacerlo sin nada.

Eso es todo, espero que os haya gustado esta minientrada, vendrán más de juegos de exterior muy pronto.

Si os ha gustado, os agradezco que compartáis para que llegue a más gente.

¡Gracias!

Me gusta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *