Kamishibai de cartón DIY (tutorial con fotos)

¿Kamishi qué?, bueno, si os hablo de un teatrillo de papel para contar historias y cuentos quizás os suene menos raro. Y es que eso significa Kamishibai, teatro de papel. Es una forma de contar cuentos muy popular en Japón, cuyo origen parece remontarse a los templos budistas del siglo XII, y que resurgió entre 1920 y 1940, cuando vendedores ambulantes de golosinas usaban este mágico recurso de contar historias en un maletín de madera para atraer a más público.

La forma de contarlo tiene algunas particularidades.

Son láminas de papel que se colocan en un soporte de madera (Butai, que es lo que realmente haremos en casa), aunque nuestra versión será de cartón, así probaremos que tal funciona en casa sin gastarnos mucho dinero. Aunque hay que reconocer que los Butai de madera son preciosísimos.

Al abrirse las puertas del Butai, que ortodoxamente tiene que ser de madera oscura y sin adornos para no distraer la atención, la magia se centrará en la lámina ilustrada que aparece en el centro. El narrador nos va contando la historia pasando una a una las láminas de dibujos. Detrás de las mismas se encuentran los textos. En la última página está el texto de la primera lámina, al pasar la primera lámina aparece por detrás el texto del segundo dibujo y así sucesivamente.

Fuente: http://rincondeunamaestra.blogspot.com.es

Y como siempre, he decidido hacer una versión casera del mismo con el cartón que guardo compulsivamente en casa como si tuviera síndrome de Diógenes, XD. Es de tamaño DIN A4 para poder imprimir los cuentos en casa y así probarlos.

Me he basado para hacer el Kamishibai en el vídeo que os pongo al final del tutorial. Pero lo he versionado mucho. Y os dejo un paso a paso con fotos por si os apetece copiarlo a vosotros. Las medidas son aproximadas, si os bailan unos milímetros va a quedar bien, no os preocupéis, que para algo es artesanal.

1.Comenzamos con dos cartones que serán nuestro marcos. Para tomar las medidas, marcamos en el cartón el contorno de un folio DIN A4, es la línea negra que se ve en la foto. Luego marcamos un rectangulo 0,5 cm más pequeño que el anterior, y recortamos (este será nuestro rectángulo interior por donde se verán las láminas). Dibujamos una nueva línea 2,5 cm más grande que el rectángulo negro inicial. Recortamos. No está puesto en la foto pero el alto es de 26 cm como el de las puertas.

2. Luego recortaremos dos cartones más para las puertas. Si conocéis un poco el tema, sabréis que el Butai tradicionalmente tiene tres puertas, según investigué se debía a que representan los telones del teatro. Pero me pareció una manera de simplificar el asunto usar dos puertas, y creo que el resultado ha sido bueno. Veréis que el ancho es diferente, luego veréis porqué, aunque podéis hacer los dos iguales, con ancho de 17,25 cm (no hace falta ser tan precisos, la cosa es que las dos puertas coincidan con el ancho total del marco).

3. Ahora hay que recortar nada más y nada menos que 16 rectángulos (8 para colocar arriba y 8 para colocar abajo) que serán los soportes para nuestras láminas. El largo es el mismo que el de nuestro teatro.

4. Pegamos 8 rectángulos por un lado y 8 por el otro. Yo los pegué con cola blanca, apretando bastante y dejé varías horas para que se secaran. El alto es aproximadamente el que os muestro. Tened en cuenta que al pegarlo al marco del Butai, tiene que quedar aproximadamente a la altura de la línea negra que es la medida de un folio DIN A4 (o unos milímetros por debajo) para poder colocar las láminas. Asi que si los cartones son muy finitos probablemente tendréis que poner algún listón más, eso me pasó a mí abajo.

5. Pegamos los listones de cartón detrás de nuestro marco. Yo aproveché para pegar un cordon dorado que será el asa del teatrillo. Podéis hacerlo de cartón también si queréis.

6. Pegamos el otro marco encima. Yo barnicé el cartón con un barniz oscuro satinado para madera que tenía en casa (me he propuesto reutilizar todo lo posible lo que pillo por casa y comprar lo mínimo, algo difícil). Pero podéis pintarlo de otro color o dejar el cartón tal cual.

7. Compré cuatro bisagras sencillas en un bazar y las pegué al cartón. La verdad es que probé de varias formas, pero  se despegaban todo el rato. De momento aguantan con Loctite. Veremos a ver. 8. Quise usar un cierre magnético con un pequeño imán, y un tornillo en la otra puerta (por eso usé dos anchos de puerta distintos para que cerrarán uno encima del otro) pero la fuerza del imán no era suficiente. Asi que usé una goma elástica para el cierre, con un pomo de madera que tenía por casa como tirador de las puertas. 9. Unos retoques decorativos finales y ¡ya está!.

Os dejo el vídeo en el que me he basado para hacer nuestro Kamishibai. Es el tutorial de www.cuentosmonos.com

Lo podemos usar para más cosas como os muestro a continuación:

Como atril para mostrar obras de arte.

Para hacer teatro con muñecos y marionetas, o lo que surja… ¡Cuidado, Peppa! ese dragón no parece tener muy buenas intenciones…

Con un papel vegetal delante podemos hacer un teatro de sombras.

Y si os entra una tablet o tablero de luz pequeño lo podéis usar para contar cuentos estilo mesa de luz pero en vertical. Como a mí no me cabe. puse el tablero detrás en un atril, y puse el papel vegetal en el Butai, para que no se viera lo de detrás. Tengo que mejorar la manera de colocar los dibujos delante, jeje.

Os dejo un par de enlaces desde donde me descargué el cuento de la oruga glotona, y otro donde se descargan cuentos Kamishibai de manera gratuita.

http://aulateadelossoles.blogspot.com.es/2015/03/6-tips-para-contar-el-cuento-de-la.html.

Esta página de arriba tiene una cantidad de recursos e ideas maravillosos.

http://kamishibai.educacion.navarra.es/kamishibais/descargar-kamishibais/.

Os dejo también enlace afiliado de Amazon por si queréis comprar el Butai en madera en tamaño DIN A4.

Espero que os haya gustado, si es así compartid.

¡Gracias!

Me gusta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *