Dulce obsesión

Dulce, dulce espuma de nube de azúcar,
rosa chicle muy chillón,
todo el cielo caramelo,
todo el suelo de fondant.
Que empalague,
que sature,
que pegue mis pies,
que granule terrones en piel
y pueda(s) lamerme.
Hundirme en chocolate negro
y miel de brezo.
Y me salvarás,
delicado cuchillo en ristre,
con tus suaves y deliciosas manos.

Llévame a casa Gretel.
Sólo los tontos (no) se enamoran.
Te creí perdida y partí a buscarte,
en el camino pensé,
sólo los tontos te dejarían marchar…

Una chuche en la puerta (de entrada),
una chuche en la cocina,
¡qué detalles, querida, detalles!
Una chuche en la puerta (del horno),
me agarras del talle…

¡Qué bien huelo, cielo!
Saboreo mi último beso oscuro.
Y me matarás,
penetrantes ojos en ristre,
con tus suaves y deliciosas manos.

Sólo los tontos (no) dejarían marcharme.

Me gusta

Un comentario en “Dulce obsesión”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *