Relato de un mar de dudas en cómo educarle (y mi estado actual de impaciencia con los adultos)

Tantos giros ha dado mi forma de pensar, que a veces no sé ni en que punto me encuentro.

Tengo claro por lo que he leído en libros y artículos de pediatras, psicólogos, mamás y demás “expertos” y por la experiencia que estoy teniendo que no quiero educar al señor J. a base de castigos. Tampoco de autoritarismo, y según me sigo informando, veo que las recompensas al menos en el modo en el que se usan en el conductismo clásico (Por ejemplo, el ¡muy bien! constante) no son muy positivas.

Tengo claro que hay que seguir al niño, tener quintales de paciencia, y la tengo, tengo más paciencia con el señor J que con nadie en mi vida, y no es forzado, me sale natural. El problema es que creo que esa paciencia ha sido ganada a base de quitarme paciencia con los adultos.

Tengo claro que educar así no significa no poner límites o ponerte seria y firme muchas veces. Que eso es lo que se piensan muchos, por mucho que lo explique. Que explicar como educar así y que la gente lo entienda y me apoye es más difícil que explicarme a mi la teoría de cuerdas.

Continúa leyendo Relato de un mar de dudas en cómo educarle (y mi estado actual de impaciencia con los adultos)

Me gusta