No hay sitio bonito para que se marche otro hijo

Aunque este no está mal.

Tenía muy bien planificado de que escribiría antes de Navidad: Juegos en inglés, juegos de mesa y juguetes y mesa de luz, todo perfecto y festivo, muchas cosas preparadas en los borradores. Gente maravillosa colaborando.

Tenía pensado después de Navidades hablar de abortos pasados, de la mejor manera en la que pude afrontarlo, hablar del actual embarazo de David, de como llegaría en mayo después de todo lo pasado. De la esperanza.

Continúa leyendo No hay sitio bonito para que se marche otro hijo

Me gusta