Cimientos, simientes.

Quédate con la gloria,

yo sigo en lo invisible.

Todo lo que mágicamente se hace solo,

en lo invisible.

Todo lo que te sustenta,

todo lo que te acoge

pero no tiene valor material.

Puedes marcharte a triunfar,

nos mintieron,

hay que elegir.

Puedes,

gracias a lo invisible y no valorado.

Cuando me pregunten que he hecho estos años,

pues no he logrado productos:

solo procesos de amor,

solo sosteneros y acogeros y protegeros

y criaros y preocuparme y pensar y organizar

y preocuparme y cansarme mucho

y sentirme diluir

y reír y llorar

y daros alas.

Nada,

cosas que no hacen falta porque no se ven.

Nos hemos sostenido mutuamente al fin y al cabo,

y hemos crecido como resultado.

Quizás seáis el mejor producto

al fin y al cabo.

Mis niños que podrán seguirme detrás primero y luego delante.

Y yo que fui niña, mujer invisible y después de nuevo niña.

 

Paseo en otoño (nuevo poema con fotos para bebés y niños pequeños)

Esta vez creo un poema muy sencillito y sensorial, inspirándome en esta maravillosa estación. Espero que guste a los peques.

He creado una nueva categoría para estos poemas con fotos realistas, un poco al estilo Montessori.

Os dejo el comienzo del poema para que veáis como empieza:

¿Por qué juega el viento

con amarillos, naranjas, marrones?

¿Con árboles de hojas rojas

que caen a mis pies con botas?

Y yo piso esta crujiente alfombra.

Si queréis descargar el poema completo con las fotos os dejo el enlace:Paseo en otoño

Si queréis echar un vistazo a los anteriores poemas de este estilo:

Paseos por la ciudad (poemas con fotos para bebés y niños pequeños)

Pan, panecillo (nuevo poema con fotos para bebés)