Bibliobus y biblioteca 2018

De todos los cuentos que hemos cogido en estos últimos meses, estos han sido los que más nos han gustado. Os los dejo por si no los conocéis.

Ahora mismo J tiene 3 años y medio, por si os da una idea de los cuentos que os pueden venir bien para peques de esa edad, para regalar en cumpleaños, o para más chiquitines en el futuro.

Nadarín:

Una historia maravillosa y sencilla ambientada en el mar, con unas ilustraciones en acuarela suaves y originales (que como véis nos inspiraron para crear algunos dibujos). Como no, de la siempre estupenda editorial Kalandraka. Nadarín vive con su familia pez hasta que aparece un enorme pez negro que se come a todos (tengo que cambiar un poco esta parte de la historia para J, porque no lo asimila demasiado bien) excepto al pequeño nadarín, que cruza el mar junto a otros fantásticos seres hasta que encuentra algo fantástico de nuevo. Se trata de un cuento que nos puede ayudar a a trabajar valores como la cooperación, la diversidad y la superación de miedos.

– El dinosaurio:

¿Más fanáticos de los dinosaurios en la sala?Este libro me parece una manera muy acertada de narrar una historia de como sería la vida de un dinosaurio para niños, con dibujos llamativos sin resultar hiperestimulantes y sin caer en los típicos anacronismos habituales en las historias de dinosaurios infantiles. Vamos, es un cuento absolutamente Montessori friendly sin resultar para nada aburrido. Es de la editorial Usborne, editorial  con la que colaboramos a través de Niam’s bookstore como veréis en el anuncio de abajo, si os apetece ser distribuidores de libros en inglés no dudéis en escribirles.

– Veo veo.

Otra maravilla de libro pop-up de David A. Carter. Un juego muy original del tipo busca y encuentra al que sumamos 3d. Cada página es todo un reto de formas y escondites completamente diferente. En la página que os muestro tenéis que encontrar: un pez, una lágrima, cinco puntos negros, cuatro flores azules y una T blanca. También un corazón, un arabesco, una sonrisa, una Q negra y un reflejo de ti. 

-La mariquita gruñona.

No es de mis favoritos de Eric Carle, pero no sé si es porque la protagonista es una mariquita antipática que busca pelea porque no quiere compartir su desayuno, lo que a J le ha hecho mucha gracia y le enganchó muchísimo (está en una época que necesita reiteradamente diferenciar lo bueno y lo malo: acciones, personas, animales…). Un libro curioso que nos permite conocer algunos conceptos como el paso del tiempo con las horas, animales cada vez más grandes y una moraleja con valores como el compartir, la flexibilidad para cambiar de opinión. Con la estética inconfundible del autor.

 

Pequeño azul, pequeño amarillo.

Otra joyita de Kalandraka, facilísimo de adaptar como véis a la mesa de luz. Una premisa muy simple, dos manchas de colores como protagonistas. Y un mundo igual de sencillo con más amigos de colores, papás que se marchan, colores que se mezclan. Ya os lo mostré en los cuentos para provocar que hice hace poco. Es uno de los cuentos ideales para introducir los colores a los más pequeños.

– Abececuentos:

Otro libro enfocado en que los pequeños vayan reconociendo las letras del alfabeto, esta vez con los personajes de cuentos como protagonistas y unas ilustraciones bonitas. No me parece increíble, pero a los niños les gusta por el hecho de ir reconociendo a los personajes de sus historias favoritas en situaciones diferentes a las habituales.

Y eso es todo, espero que os gusten estas ideas de libros tanto como a mí.

Como siempre, os agradezco que compartáis para llegar a más gente.
Me gusta
Me gusta


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.