Juegos y actividades de exterior 2 (Tejiendo el bosque)

Hoy voy a hablaros de una actividad más raruna que puede hacerse en cualquier época del año.

Es una de esas cosas que cuando llegan los niños saben perfectamente que hacer y los adultos siempre preguntan: “y esto, ¿para qué sirve?”.

Realmente está inspirada en las provocaciones de Reggio Emilia y en observar como al señor J. le encantaba desenrollar cintas métricos y bovinas de hilos y lanas. También está inspirado en el Land Art, en el que el paisaje y el arte están enlazados.Nos está dando mucho juego y por eso la pongo por si os inspira. Requiere cero preparación.

Necesitáis:

  • Lanas, hilos de algodón, trapillo… (podéis adaptar los colores y las texturas según la  época del año que sea) nosotros utilizamos hilos de algodón de dos colores que era lo que teníamos a mano.
  • Troncos de árbol o superficies verticales en las que se puedan enrollar los hilos (podéis clavar palos gordos en el suelo o en los postes de una valla). También se puede adaptar en interior en las patas de una mesa por ejemplo.

Las ideas pueden ser múltiples, en esto de las provocaciones es mejor no ser directivos, quizás os apetezca a vosotros jugar con las madejas paralelamente o no hacer nada.

Podéis dar vueltas alrededor de los árboles y hacerles un traje o bufanda.

Ir de un lado a otro y hacer tela de araña (la idea le encantó pero él no era capaz así que en esto sí le ayudé yo un poco), que luego puede servir como un juego de psicomotricidad.

El interior de la red puede convertirse en un refugio o casita improvisado.

Podéis hacer que la red sea más densa y ver como se mueve con el viento.

Incluso simplemente desenrollar hilo y ver el contraste con el suelo, los bebés si utilizáis lanas no tóxicas pueden estar entretenidos un buen rato (cuidado con las caídas y con que se les enmarañe)

Colocar elementos sobre la red que hayamos hecho, como un museo y como un juego de equilibrios. Por más que intentamos las piñas no se quedaban XD.

Es una actividad que puede dar para varios momentos e ir evolucionando, nosotros lo dejamos puesto y cada día añadíamos un trocito o una historia nueva. Si queréis más ideas de provocaciones no dudéis en consultar nuestro rincón Reggio Emilia, donde vamos poniendo muchas ideas.

¿Raro?¿Bello?¿Curioso?

Probadlo, es muy sencillo y seguro que vuestros peques os sorprenden.

Podéis ver más propuestas de Land Art para niños en este enlace de Babytribu.

 

Me gusta
Me gusta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *