Nuestras últimas actividades al aire libre

Hacia mucho que no me pasaba por aquí y he querido recopilar unas cuantas actividades que hemos hecho estas semanas y que espero que os sirvan para el verano que queda, como ya dije la otra vez, la mayoría se pueden hacer en interior, pero el juego que dan al aire libre no tiene ni punto de comparación. Disfrutad todo lo que podáis, cada uno con sus circunstancias. Sigo con esta fuerza para conseguir un cambio de mirada hacia la infancia y cada palabra que de vez en cuando me llega, os aseguro que es aliento y fuerza para seguir a pesar de estos tiempos raros que vivimos, sin fecha de fin.

1. Masas sensoriales manchosas

Siempre digo que en el exterior da mucha menos pereza realizar actividades de las que manchan, trabajar con arcilla al aire libre con piezas sueltas siempre es un acierto. Podéis ver en este post más actividades sensoriales perfectas para los más pequeños. Os dejo algunos enlaces afiliados en Amazon por si os resultan interesantes.

2. Pintar a lo grande de manera poco habitual

El exterior es genial para el arte «manchoso» a lo grande. En esta ocasión con utensilios de limpieza como escoba y fregona y un rodillo grande de pintura. En este post tenéis más ideas de arte en proceso.

3. Obras efímeras con elementos de la naturaleza

Nada más relajante y bello que crear estas obras con piedras y conchas en la playa o en el campo y después devolverlas a su sitio.

Si tenéis acceso a flores u hojas podéis inspiraros en esta idea, después se puede utilizar la lavanda para hacer saquitos aromáticos para el armario.

4. Recoger tesoros al aire libre

A los niños les encanta encontrar tesoros naturales, podéis recogerlos en un cartón con gomas, jugando incluso a encontrarlos por distintos colores.

Después podéis pintar algunos, transformarlos o dejarlos tal cual.

5. Jugar con la luz, el color y los reflejos al aire libre

Llevar una lupa o un espejo al exterior, modifica completamente la percepción del exterior, los puntos de vista y multiplica las posibilidades de juego. También podéis usar caleidoscopios caseros como los que os expliqué en este post.

En otra ocasión creamos arcoiris por la calle con un CD, solo hay que buscar el ángulo adecuado.

Estos bloques caseros con acetato de colores y pinzas dan mucho juego en el exterior, a los más peques les encanta mirar a través de ellos.

6. Mirar las estrellas

Creo que no necesita demasiada explicación, además este año ha habido muchos acontecimientos estelares interesantes. Estos días podéis disfrutar de las Perseidas, os recomiendo una aplicación para ver el cielo nocturno este post.

7. Observar muchos insectos y documentarlos

Hay gente que hace cuadernos de campo maravillosos, dibujando y describiendo los insectos que ve. Es una idea fantástica que a mi mayor no le atrae demasiado, jeje. Sí que le gusta mirar a través de estas lupas (son de la tienda Flying Tiger Copenhagen) y fotografiar los insectos antes de soltarlos de nuevo.

8. Jugar con pistolas de agua de otra manera

Jugar a borrar letras, números, sílabas o palabras con el agua puede ser muy divertido.

9. Jugar con hielo y agua

Congelar objetos naturales, tintar el agua con colorantes, trasvasar agua a lo grande con garrafas, reutilizar los recipientes del jabón líquido… os dejo unas cuantas imágenes para inspiraros. Si se moja el suelo, al estar fuera, no pasa nada (aunque nosotros jugamos con agua dentro de casa muuuchas veces también).

10. Jugar con las sombras

Si antes hemos jugado con la luz y el color, de noche podemos jugar al aire libre con las sombras… solo necesitamos una linterna, quizás una sábana blanca… ¿Qué os parece un teatrillo con figuras recortadas en cartulina?

11. Convertirnos en espías o detectives

En mi instagram de @mamapoetisa tenéis el paso a paso para hacer este periscopio casero con dos tetrabrick de leche y espejos. Otra cosa genial al aire libre son un par de walkie talkies, muy probablemente, serán uno de los regalos de J de 6 años.

12. Hacer pompas gigantes

No os voy a engañar, aún le estamos cogiendo el truquillo, intentamos hacerlas con dos palos y un hilo de algodón grueso como había visto en muchos tutoriales y fue un fracaso. Pero, como soy mujer de recursos, comenzamos a probar con raquetas, matamoscas, recortando el culo de una garrafa de cinco litros y con aros de distintos tamaños hechos con unas pulseras fluorescentes que ya habíamos utilizado y fue todo un éxito. Respecto a la composición del líquido, os dejo el enlace a la receta del blog tierraenlasmanos

13. Hacer «fotos» con el sol

Esta ideaza es de la cuenta @entrecasayelcole (que os animo mucho a seguir), existe un tipo de papel, que al colocar objetos planos encima y ponerlo al sol directo, modifica su color dejando la silueta de los objetos que habíamos colocado. Me parece un experimento muy chulo para hacer con los niños.

¿Os ha gustado? Si es así, os agradezco que compartáis y comentéis para llegar a más gente ¡Toda interacción es oro para el blog!

¿Quieres aprender los principios del enfoque Reggio Emilia a un precio increíble?
Curso online internacional, a tu ritmo, con teoría, vídeos y grupo de apoyo en Facebook. Comienza cuando tú quieras:

Enfoque Reggio Emilia: Principios y bases para hacerlo nuestro.

Me gusta
Me gusta


 Productos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.