Paraíso del Tíetar (Cabañas rurales para toda la familia en Ávila)

A pesar de la vorágine del nuevo miembro en casa, hemos decidido pasar unos días en un sitio cerca de Madrid, se trata del Paraíso del Tíetar en Ávila. Un lugar muy pensado para familias y niños rodeado de naturaleza. Me he animado a haceros un pequeño post para que lo conozcáis, ya que es probable que alguno aún tenga vacaciones en septiembre y os dé una idea. También es un sitio genial para invierno ya que cuenta con jacuzzis en algunas cabañas y una piscina común que en invierno está climatizada.     

En nuestro caso es la cuarta vez que vamos (la primera vez no había nacido ni J y fuimos en plan romántico ¡imagináos! jeje) y me encanta ver como van mejorando los servicios. Os comento también que esta reseña no es ningún tipo de colaboración.

Vamos a ello.

¿Dónde esta?

Como os he comentado está en Ávila, en el valle del Tiétar, según donde viváis en Madrid está a poco más de una hora de camino.

Es una zona llena de naturaleza y que cuenta con muchas opciones de actividades que os cuento después.

Esta zona tiene un microclima más cálido que el resto de la provincia, su temperatura habitual es similar a la de Madrid, para que lo tengáis en cuenta.

¿Cómo son los alojamientos?

Son cabañas rurales. Es un tipo de alojamiento a medio camino entre un camping y las típicas casas rurales. Tenéis varios tipos de opciones: desde cabañas sencillas, cabañas de dos plantas, cabañas con jacuzzi privado (esta es la opción que hemos escogido y nos encanta, pero ya os digo que si queréis hay opciones más sencillas) para 2,4 y 6 personas. Como véis para todos los gustos. Algunas cabañas comparten paredes en común y otras son más individuales.

Las cabañas son como apartamentos, con habitación/es, cocina y baño completo. Cuando se viaja con niños el tener cocina propia es para mí imprescindible. Si lo pedís os dejan un tendedero aparte de la cuerda que tienen para tender.Les propongo una mejora que para mí sería magnífica (por proponer que no quede), que tuvieran alguna zona de lavadora/secadora de tipo autoservicio, seguro que muchos padres lo agradeceríamos.

La equipación de los apartamentos es completa, pero tenéis que llevaros vosotros cosas como aceite, sal y azúcar si vais a cocinar, bolsas de basura, papel WC, aunque si vais a estar pocos días con lo que trae la casa os sirve.

Esa es otra mejora que añadiría, que vendieran productos básicos para no tener que coger el coche si se te ha olvidado algo.

Si tienen disponible cunas os las prestan, ponerlo en la reserva (Nosotros de momento colechamos con el bebé y J ya duerme en cama).

Un elemento a destacar es que El paraíso del Tíetar intenta ser un alojamiento lo más sostenible posible, y eso se ve en algunos detalles como el tipo de climatización que utilizan, la política de cambio de sábanas y toallas que no es diaria a no ser que lo pidas, también encontrarás paneles solares por las instalaciones para abastecerse energéticamente.

¿Qué servicios comunes tiene?

Aunque las cabañas están muy bien (sobre todo si es invierno y vais en pareja, igual ni salís del jacuzzi), yo creo que los puntos fuertes están en sus zonas y servicios comunes.

La finca es un pinar de 8 hectáreas con la naturaleza integrada para que los niños puedan explorar a sus anchas, con el plus de que los coches no pueden circular por dentro. Así que los niños pueden correr, usar la bici y los patinetes sin peligro (Las maletas te las llevan en un coche de los del golf, a los niños les encanta montar en ellos).

Cuenta con dos parques con columpios, aunque el favorito de todos los niños (y de los mayores) es la casita del árbol, no se quieren bajar de ahí.

También cuenta con mesa de ping pong, billar, pista de paddle, una zona pequeñita de baloncesto y un minigolf (hay que pagar por los palos).

También hay una zona común de barbacoas muy bien preparada, por si os apetece un día hacer una (en el pueblo más cercano hay carnicerías estupendas para comprar).

Otra de las zonas comunes estrella es una piscina para niños (repito para niños porque no cubre más que a las rodillas) y jacuzzi, fresquita en verano y climatizada en invierno. Hay un solarium al lado para tumbarse (eso no nos lo planteamos de momento con dos pequeñajos jeje). También puedes contratar masajes si te apetece.

Hay un pequeño huerto y algunos animales como gallinas, pavos, ovejas, conejos. Vamos, que los niños estarán encantados. Los animales estrellas son Valentín y Toñín, dos burritos en los que dos veces por semana pueden pasear los peques.

Tienen servicio de animación con actividades para los niños, como explicación del huerto y los animales, manualidades, juegos en la naturaleza, alguna proyección de películas… la verdad es que la animadora era encantadora. En verano era diario e imagino que en invierno será los fines de semana.

En la zona de recepción hay una zona común de juguetes, que es ideal para los tiempos de espera o si fuera hace mucho calor o frío. También hay juegos de mesa (en las habitaciones hay una oca y parchís jiji) y te prestan libros, cuentos y películas para tu cabaña durante tu estancia.

Actividades en los alrededores

No os vais a aburrir. En verano hay presas y piscinas naturales muy cerquita. También están incluídas las entradas a la piscina municipal que está enfrente (cruzando la carretera, esa es la única pega), y a otra piscina a 300 metros que cuenta con una piscina infantil muy chula, camas elásticas y piscina de bolas (estas de pago), no salíamos de ahí tampoco. Podéis hacer rutas de senderismo, a caballo, visitar los pueblos de la zona… Nosotros hicimos una pequeña visita al castillo de La Adrada, a J le encantan los castillos, aunque se llevó un pequeño chasco porque no estaba el rey y le quería preguntar varias cosas XD. Toda la información os la darán en recepción según vuestros gustos.

Por último destacar el servicio de bar, este ha mejorado muchísimo desde que fuimos la última vez. Ahora la cocina es propia y utilizan algunos elementos del huerto y productos de la zona. No tiene un horario muy extenso, pero nos gustaron bastante algunas cosas que cogimos. Además la camarera era un amor.

Poco más que añadir. espero que os resulte útil la información.

Os dejo enlazada su web:

Paraíso del Tíetar

Si os ha gustado, os agradezco que compartáis para llegar a más gente.

No os perdáis más escapadas en la sección ¿Dónde vamos? del blog.

Me gusta
Me gusta


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.