4 reflexiones sobre el juego sensorial y no estructurado

Hace poco preparé una mesa a la que llamé “cocinita” en la fiesta del cole (por darle un poco de nombre y estructura al taller, aunque no era necesario realmente). La propuesta se inspiraba en las Mud kitchen de exterior e incluí muchos utensilios de cocina, recipientes y utensilios de trasvases, piezas sueltas naturales como cocos, conchas, hojas secas, flores … y un garrafa con grifo con agua que me prestaron y fue un enorme acierto. Aunque viendo las grandeza de los materiales, el detalle y la “estructuración” meticulosa de muchas de las instalaciones de juego que vemos en redes sociales, nos puede dar casi “vergüenza” ofrecer algo más humilde, os aseguro que les gustó mucho.

La mayoría de los niños que se acercaban, acostumbrados a otros tipos de actividades (que también nos encantan, siempre lo digo, en casa jugamos a juegos de mesa, manualidades…) me decían ¿y aquí que hay que hacer?, pero la mayoría fluía en el juego rápidamente.

Os cuento un poco tras esta breve experiencia sin pretensiones, algunos pensamientos y reflexiones sobre este tipo de propuestas más abiertas de juego en la infancia, que siguen siendo una rareza para la mayoría:

El juego sensorial no es solo para la primera infancia

Fui la primera que pensé que solo o sobre todo jugarían los peques de segundo ciclo de infantil. Y sí, tuvo exitazo entre peques de 2 a 5 años, pero también hubo niños mucho más mayores (hasta 10-11 años) que hacían hipótesis de como conseguir teñir el agua con las hojas y unas colocaciones de los elementos preciosas y meticulosas. Siempre me quedaré con frases como el de una niña de una niña de ocho años que me decía “voy a jugar porque nunca juego”… Muchos niños a los que no se les ha permitido apenas cubrir esa necesidad de juego sensorial o que por edad siguen teniendo necesidad de un juego simbólico que no se les está permitiendo realizar.

Baja tus expectativas y anímate a jugar tu también.

Habrá niños a los que no les guste y no sea su momento. Mi hijo mayor ni se acercó, estuvo jugando con sus amigos a guerras de agua y un taller con juegos de mesa completamente feliz. Y ya me he acostumbrado a que (sobre todo con el mayor jeje) no siempre funciona lo que propongo. Dos claves más, en grupo funciona mejor, puede que en casa no te funcione el juego con piezas sueltas pero si participan varios niños todo funciona mejor. Es la magia de la cooperación y el aprendizaje social y si primero pruebas tú, además de hacer de “starter” serás consciente de lo que puede que funcione mejor y además disfrutarás más.

No tengas miedo a empezar por algo modesto

Esto os lo he dicho en la entrada del post. No tengo nada en contra de las instalaciones ojo, tienen su lugar y otra intención. Hemos podido asistir a algunas y nos encantan. Pero, con nuestro radio de acción y sin gastarnos un dineral podemos ofrecer presentaciones de juego no estructurado completamente exitosas y llenas de posibilidades.

Si tienes miedo a que no funcione o no tienes medios apunta, lo sensorial y la naturaleza suelen funcionar muy bien: agua, arena, piezas sueltas naturales. Yo llevé lo que tenía por casa (sí, parto con ventaja de que nos gusta esto y guardo muchas cosas en casa, jeje) más la garrafa, más las plantas y hojas secas que recogí el día anterior.

Si ves que les cuesta “estructura”

Alguien puede pensar que esto es contrario al juego libre y a este tipo de propuestas, pero no nos equivoquemos, el juego siempre va a tener unas condiciones y estructuras (te hablo en profundidad de ello en este post), solo con la disposición de materiales y las opciones que damos estamos “limitando” y eso de por sí no es malo.

Te pongo ejemplos, hay niños que no necesitan nada para comenzar a jugar, a otros les ayudaba que les dijera que el resto estaban creando recetas, pócimas, medicinas y mezclas… a algunos mayores les ayudaba decirles que estaban “sacando el jugo verde” de las plantas (básicamente les pones un reto) y algunos pueden necesitar una clásica provocación escrita como estas recetas de cocina de slowmontessori para comenzar.

Y como todo en la vida, cuando más jugamos a este tipo de juego más fácil nos resulta.

Si te interesa introducirte en el juego y los materiales no estructurados, solo durante el resto del mes de junio tienes mi curso online sobre este tema en red educativa online por 19 euros con el código REDJUNIO.

Una vez que te inscribas el acceso es ilimitado para siempre.

Te dejo el enlace para inscribirte antes de que termine el mes y lo puedes realizar estas vacaciones 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.