D (Homenaje a los nohijos)

Os dejo un videopoema hecho con mucho sentimiento como homenaje a D. y a otros y otras muchas como él. Los que estuvieron (poco o mucho) pero no nacieron, y a sus familias, por el dolor silencioso que se siente. No me gusta mi voz ni hablar en público, pero esta es la forma que tengo de liberarlo.

Abajo os dejo el poema escrito. La música del final del video ha sido compuesta e interpretada por mí también, asi que los errores técnicos musicales espero me los perdonéis, porque esto de grabar para el ordenador es algo muy nuevo para mí. Este es el prólogo:

No soy la mejor poetisa,

no soy la mejor madre.

Soy lo mejor que tuviste,

somos lo mejor que fuimos.

 

D. (Homenaje a los nohijos)

Nadie hablará de ti,

de ti y de mí,

ni de vosotros,

los no nacidos que estuvisteis

poco tiempo,

tiempo imborrable,

mucho tiempo.

Proyectos inconclusos.

Y solo tenéis voz en mí,

en las nomadres de los nohijos,

silenciados siempre.

Por respeto, por dolor, por incomprensión,

por pasar página, por el siguiente o el anterior,

porque no salen las palabras,

por, por, por…

por eso este homenaje.

Porque no saldrá en los titulares

el frío desmesurado

de creerte aún y  de saber que no.

Las ilusiones rotas por un hachazo.

Lo cálido y bendito que es ese abrazo

del otro hijo.

Lo diferente que hubieran

sido estas navidades.

No habrá brindis por ti,

no habrá primeras fotos,

primeros papás, mamás,

primeros pasos,

primeros todos,

sí lágrimas, lágrimas, lágrimas.

Sí imágenes que se repiten en duermevela,

el dolor del recuerdo

que se supera pero es para siempre.

 

Pasa a veces, es normal, no es para tanto.

Cara de póker,

nudo en la garganta,

más lágrimas contenidas.

 

Pero no, no es normal aunque pase a veces,

y sí es para tanto.

 

Y dejas, dejas tanto,

un vacío inmenso de espacio y silencio.

Y aunque ojalá pudiera darte algo más grande,

algo increíble y trascendente,

solo pude darte mi cuerpo como casa,

solo puedo darte palabras como entierro,

solo puedo llenarlo de amor.

 

…Y aún mantengo el hilo cada vez más fino,

y el adiós va viniendo, lento,

y espero algún día otro milagro,

y mientras te hago visible, nohijo…

 

Gracias por escucharlo y leerlo.

 

 

Me gusta
Me gusta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *