Ideas y juegos para la llegada de un hermano

La llegada de un hermano supone todo un antes y un después para toda la familia. Me temo que no hay formulas mágicas y es perfectamente normal que necesiten un tiempo para adaptarse y pasar por el duelo de dejar de ser hijos únicos.  Pero os cuento un poco lo que hemos hecho nosotros. Lo primero de todo es hablarles de todo el proceso (según su nivel), en nuestro caso costó, tras varias pérdidas gestacionales no me apetecía contarlo. Menos mal que mi peque es bastante discreto con estas cosas.

No pudimos llevarlo a ninguna ecografía, pero si no os ponen mala cara donde hagáis el seguimiento creo que puede ser una experiencia muy interesante para ellos.

No quiero extenderme en más consejos a nivel emocional y conducta, me temo que por mucho que anticipemos, impliquemos y seamos respetuosos cada peque lo llevará de una manera (y nosotros también).

De momento J lo lleva muy bien, le encanta estar con su hermano (todo lo que interacciona un bebé de un mes, que no es mucho XD) y aunque nos pide tiempo en exclusiva con papá y mamá, es bastante razonable.

Pero ahí van unas  cuantas ideas divertidas y simples para hacer durante el embarazo con ellos.

Pintar tripa o poner nombre del hermano en la tripa:

Hay gente que se hace dibujos preciosos de Belly painting. A mí me gusta mucho la idea de que sean los hermanos los que nos pinten la tripa (aunque sean garabatos) o pongan el nombre del hermano.

Cantarle:

Nosotros le hemos cantado a la barriga desde nanas a canciones de Cantajuegos y de la patrulla canina, jajaja. Os voy a contar un juego que hice en canto prenatal y creo que es bonito hacerlo con niños (os dejo el enlace a la página donde hice el canto prenatal en el primer embarazo, si tenéis la oportunidad no lo dudéis, es una experiencia muy bonita http://lavozdelamaternidad.blogspot.com/).

Cogemos un globo hinchado y le decimos que el globo es como la tripa de mamá (esto también les ayuda a ser delicados con nuestras tripas jeje), comenzamos con que ellos sujeten con las dos manos el globo y acerque (sin pegar del todo) su cara a él. Nosotros nos acercamos y cantamos o hablamos (tono suave-medio) cerca del globo. El peque notará como el globo vibra con nuestra voz, le podemos decir que eso es lo que siente el bebé cuando hablamos cerca de la tripa. Luego podemos cogerlo los dos y cantar a la vez cerca del globo, la verdad es que se crea una atmósfera tranquila y llena de conexión. Así, cuando canten cerca de nuestra tripa lo harán con más cuidado y les facilitamos el empatizar con el futuro bebé, además de ser un ejercicio muy mindfulness 😉

Alguna manualidad según su nivel:

Nosotros improvisamos este móvil que os mostré en Instagram, con cosas que teníamos por casa.

Si son más mayores, pueden participar en hacer letras con la inicial o el nombre del bebé.

También pueden pintar con rotuladores de tela un body, un gorro (nosotros lo hicimos para los dos) u otra prenda.

Contarle cuentos

Hay muchos cuentos relacionados con el tema, yo os voy a hablar de los tres que tenemos en casa. Os muestro un par de fotos, pero si queréis ver más os los enseño en stories. Os dejo los enlaces afiliados justo después de los libros, por si queréis comprar alguno en Amazon.

Baby pop: es un libro precioso en ilustraciones y muy poético, con unos desplegables pop up (en teoría a tamaño real) del crecimiento del bebé mes a mes. No tiene una historia como tal, pero al ser tan visual les gusta mucho.

Será un bebe: Este libro de Oxfam Intermon (que creo que están descatalogando), nos habla de algunas inquietudes del futuro del hermanito que viene desde la visión del hermano mayor, toca muy de pasada el tema celos. Las ilustraciones tienen un toque retro que me encanta y el tono en el que está escrito es muy dulce. Os lo recomiendo a partir de tres o cuatro años. Burbujas: Mi favorito. Tanto por las ilustraciones, por lo que cuenta y como lo cuenta. Ya os hablé de él en este post de libros originales para regalar. Nos habla del espacio personal, de ser delicados, del amor, del respeto… y como digo, al ser tan rítmico, es perfecto para leerlo durante el embarazo al futuro bebé.

También puede ser una buena idea si tenéis algún cuento de la colección De la cuna a la Luna de Kalandraka. Que se lo lean los hermanos o canten, ya que tienen muy poco texto.



Sesion de fotos

Puede ser en plan casero, con disfraces por ejemplo seguro que les encanta (a ver de que se les ocurre disfrazar a la barriga jeje).

Espero que os haya gustado, si es asì, os agradezco que compartáis para llegar a más gente.

 

Me gusta
Me gusta


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.